21/MAR/2016 Te damos algunos consejos para prevenir accidentes carreteros durante Semana Santa

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), 80% de los accidentes carreteros se relacionan con errores del conductor, 7% con el vehículo, 9% con causas naturales y 4% tienen que ver con el camino.

Con Semana Santa a la vuelta de la esquina, la mayoría ha mapeado sus destinos turísticos, visitas a la familia o algún paseo de “ida y vuelta” con los amigos, pero ¿Ya tienen en orden las condiciones físicas y mecánicas de su automóvil?

1. Bajo el cofre: échale un vistazo a los líquidos de tu auto (aceite, líquido de frenos, refrigerante, líquido limpiaparabrisas, etc). Comprueba que se encuentren dentro de los límites recomendados y busca posibles fugas. Toma en cuenta que, de acuerdo con el Reglamento en Tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal de la SCT, “el tránsito en las vías federales solo podrá ser hecho por vehículos que se encuentren en un estado físico y mecánico idóneo a su tipo y modelo, que asegure razonablemente su operación y desempeño”.

2. Mantenimiento: haz un cálculo de los kilómetros (Km) que faltan para tu próxima visita al taller o a la agencia. Si tu viaje excede los Km recomendados para tu próximo servicio de mantenimiento, adelántalo para que la máquina de tu motor se encuentre en condiciones correctas para salir a carretera, ¡no te la juegues!

3. Luces: ver con claridad (y ser visto) es básico, especialmente en las carreteras donde la iluminación suele ser escasa. Verifica que funcionen las luces de posición, cruce, carretera, antiniebla, de freno, marcha atrás e intermitentes, o cámbialas de ser necesario.

4. Neumáticos: revisa cada una de las llantas con detenimiento, y presta especial atención a la presencia de rajaduras, protuberancias, desgaste excesivo o desigual. No olvides comprobar la rueda de repuesto. Esta debe tener una presión aproximada de 30 psi (libra
por pulgada cuadrada). En caso de dudas, comprueba el manual de tu auto.

5. Aire acondicionado: para que tu viaje sea más cómodo y no sufras somnolencia a causa del calor, revisa que tu sistema de aire acondicionado funcione correctamente. Si el volumen de aire es reducido, prueba a cambiar el filtro porque podría estar obstruido.

6. Batería: sin mantenimiento, las baterías suelen tener una vida útil de dos o tres años. Si la tuya ha excedido este tiempo, quizás sea el momento de cambiarla. Comprueba también que los contactos estén bien limpios.

7. Herramientas: no salgas de viaje sin un pequeño kit de herramientas, un gato y una llave cruz (la llave en forma de L) para cambiar una llanta.